Home / Salud / Alisadores químicos

Alisadores químicos

acne

acne

 

El fenol (ácido carbólico) es un ácido que destruye los tejidos sobre los que se aplica. Así, y al igual que el bióxido de carbono y los métodos de alisado, es capaz de destruir los puntos prominentes de las cicatrices, pero no puede hacer nada para reemplazar con una nueva piel los tejidos cutáneos de las partes huecas o hundidas.

No obstante, el fenol posee una ventaja, provoca una irritación de la piel que la hace hincharse (lo que los médicos llaman edema) parecer fresca y sonrosada durante mucho más tiempo que los otros procedimientos.

Algunas personas afirman que este efecto dura más de un año. Y, durante ese periodo, la piel tendrá mucho mejor aspecto, pero no al cabo de un año o dos. Además, el fenol posee un efecto secundario sumamente negativo, es absorbido por la sangre, y, por tanto, si se absorbe mucho, puede resultar muy perjudicial para los riñones.

Se han llevado a cabo intentos de mezclarlo con otras sustancias químicas y de emplearlo únicamente en un hospital o sanatorio donde es posible controlar el estado de la sangre al tiempo que se trata la cara. Para pequeñas manchas o imperfecciones puede utilizarse sin problemas, pero siempre por personal experimentado.

También se emplea el ácido tricloracético, que no es absorbido por la sangre, por lo que resulta más seguro pero, desgraciadamente, los resultados no son tan buenos.

Para emplearlo, es mejor que se haga con la supervisión de médicos y en los rangos adecuados, aunque no es muy aconsejable en grandes problemas de acné, para problemas locales puede ser beneficioso por la rapidez de actuación.

Sobre netaz

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*